Meditation-by-the-Beach

06 Jul Cuerpo y mente

¿Serías capaz de conectar tu cuerpo y mente?

Tu cuerpo te habla constantemente. Pero el ruido del día a día no nos deja escucharlo. Desde WSD WaterSpaDivan queremos darte unos consejos para aportar equilibrio a todos los aspectos que afectan a nuestro cuerpo y mente. ¿Cómo? Así de sencillo:

1. Duerme: Dormir la siesta es un claro ejemplo de un remedio natural gratuito y de grandísima eficacia para nuestro cuerpo y mente. Dormir las horas adecuadas es básico si queremos sentirnos recargados de energía al despertar por la mañana. 7-8 horas, según tus horarios y ritmo, será suficiente para afrontar el día despejado.

2. Cuida tu dieta: La alimentación es uno de los aspectos más importantes. Somos lo que comemos, por lo que si escogemos una dieta equilibrada, lo más variada posible y que se amolde a nuestro clima, a nuestra constitución física y a nuestras necesidades nutricionales según nuestra actividad o requerimientos concretos, nuestro cuerpo estará sano y feliz.

3. Realiza actividad física: Nuestro cuerpo necesita descargar estrés y aliviar tensiones. Así que ponte en movimiento. Tan solo 30 minutos de ejercicio físico al día harán que tu y tu cuerpo os sentáis mucho mejor.

4. Aprovecha la piscina: Es verano, y el agua nos ofrece una multitud de actividades y divertimentos.

5. Cuida las emociones: la gente interesada en el cuidado del cuerpo ya sabe que sanar las emociones es quizá lo más importante ya que es uno de los “alimentos” que más nos nutren… o nos envenenan. Es muy importante hacer balance de nuestras emociones e intentar resolver esos temas que tenemos pendientes con familiares, amigos, compañeros de trabajo o vecinos. La culpabilidad, la ira o el rencor son casi siempre un peso que nos impide caminar o avanzar en la vida.

6. Alimenta tu espíritu: levantarnos y respirar profundamente dando gracias por el nuevo día puede ser un modo bien simple de empezar la jornada con una mejor motivación. Es muy importante cultivar nuestro crecimiento interior tratando de ser un poco mejores cada día.

Cuando tenemos algún dolor, alguna enfermedad o nos sentimos mal debemos pararnos e intentar escuchar que es lo qué nuestro cuerpo trata de decirnos. A menudo quiere decirnos que no estamos descansando lo suficiente, que estamos tomando demasiados excitantes o que estamos comiendo de un modo desordenado o desequilibrado. En definitiva, debes aprender a escuchar a tu cuerpo.

¡Disfruta tu momento!

Fuente: www.enbuenasmanos.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.